III BIENAL LATINOAMERICANA DE ARQUITECTURA DE PAISAJE

CATEGORÍA "OBRA CONSTRUIDA"

D. Parques y áreas recreativas
Mención honorífica
CERROGRANDE_08

CERROGRANDE_08

CERROGRANDE_09

CERROGRANDE_09

CERROGRANDE_07

CERROGRANDE_07

CERROGRANDE_06

CERROGRANDE_06

CERROGRANDE_05

CERROGRANDE_05

CERROGRANDE_04

CERROGRANDE_04

CERROGRANDE_03

CERROGRANDE_03

CERROGRANDE_01

CERROGRANDE_01

CERROGRANDE_02

CERROGRANDE_02

Corredor Vistas Cerro Grande
Mención honorífica

LABOR STUDIO

México, 2017

6.4 ha

 

El Corredor Vistas Cerro Grande es un parque lineal de 1600 metros de largo (una milla) por 40 metros de ancho promedio. Ocupa una posición central en una de las colonias con menores indicadores socio-económicos de la ciudad de Chihuahua, la colonia Vistas Cerro Grande. En relación al centro de la ciudad, el corredor se oculta detrás, al oriente, del Cerro Grande, macizo natural, icónico y central del paisaje del desierto de Chihuahua donde se encuentra la ciudad. El estar “detrás” es posicional con respecto no sólo del centro urbano, origen de la ciudad en su tangencia con el Río Chuviscar, sino también con la tendencia de desarrollo de mayor nivel socio-económico hacia el poniente del área urbana.

Desde el principio, este proyecto fue una decisión pública con caracter de humanismo y urbanismo social por parte del gobierno municipal pues esta necesaria inversión se realizaría en una zona de difícil acceso, inexistente en el mapa mental de la ciudad de la mayoría de la población; e inexistente como ciudad, pues la zona es conocida -eso sí- por ser de gran marginación: calles sin pavimentación, carencia de servicios públicos, de espacios públicos, aunado a una percepción de inseguridad. Sin embargo, no se proponía actuar en un vacío de obras públicas recientes en la colonia. La misma administración municipal (2010-2013) que solicitó el proyecto en el 2013 había invertido ya en la construcción de un centro comunitario, piscina pública, y gimnasio. Estos equipamientos si bien no están ubicados contiguos al corredor, sí lo están de manera accesible a pocas cuadras del parque.

El Instituto Municipal de Planeación de Chihuahua (IMPLAN) comisionó este espacio público al consultor en diseño urbano y arquitectura de paisaje en el 2013. El ancho corredor lucía en el momento como la prolongación de una avenida central sin pavimentar, llamada Nueva España, y por ello contaba con una centralidad más bien latente para la colonia Vistas Cerro Grande. El corredor ya estaba identificado como espacio público desde entonces: un sólido verde en el Plan de Desarrollo Urbano. De lo que se carecía era de una mayor definición sobre qué rol y servicios debería otorgar este espacio público casual y preliminarmente caracterizado como “parque lineal”.

CONCEPTOS DE DISEÑO

Como resultado del proceso de participación ciudadana, la organización espacial del corredor se decidió en sendas trayectorias longitudinales y transversales a su geometría. Transversalmente se organizaron nodos con espacios comunitarios cubiertos (polivalentes), juegos infantiles, y áreas deportivas ubicadas en relación a intersecciones transversales jerárquicas con las calles de la colonia. Longitudinalmente se divide el corredor en franjas paralelas con roles distintos, de oeste a este: una franja arbolada, una ciclovía (sombreada por la franja arbolada durante las calurosas tardes de verano), un andador peatonal, una franja ajardinada (con tratamiento de xeri-paisaje) con formaciones de tierra que inhiben la dispersión del mercado informal hacia los jardines así protegiendo los suelos y las plantas, y la franja más ancha que recibe al mercado los fines de semana mientras que en los días de entre semana puede ser apropiada para actividades recreativas y deportivas. En los patrones de pavimentos se sobreponen las franjas transversales que dan orden formal al corredor con diversas áreas deportivas. La materialidad además indica dónde es el espacio para el tianguis –sobre el asfalto negro y blanco-, y dónde es el espacio de descanso, circulación, y jardines.

El proceso de síntesis de diseño –y su reflejo presupuestal- tuvo que dejar pendientes oportunidades como la articulación con un arroyo que intersecta transversalmente al corredor aproximadamente en su punto medio, así como articularse con la zona montañosa prácticamente contiguo al extremo sur del parque. Sin duda, el diseño del parque atiende a ambas latencias que consolidarían al corredor como uno de integración ecológica.